mecânica

Mecánica: 3 Tareas para mejorar sus habilidades

¿Ha realizado algunos trabajos de mecánica, pero le gustaría mejorar sus habilidades? 

Si ya puede realizar algunas tareas como cambiar el aceite de tu coche quitarle el óxido, ha llegado el momento de emprender proyectos de mecánica más exigentes.

Algunas tareas pueden parecer bastante difíciles al principio, pero al realizarlas, podrá evolucionar y llevar sus habilidades de mecánico a otro nivel. Siga leyendo y descubra cómo.

 

Mecánica: 3 tareas que mejorarán sus habilidades

Las nuevas tareas que vamos a mostrar pueden requerir un poco más de preparación y, en algunos casos, algunos tipos específicos de herramientas para automóviles, pero una vez que las ha completado con éxito, verá que está mucho más preparado para afrontar nuevos trabajos de reparación de automóviles y, quién sabe, para abrir un taller mecánico. 

Tome nota de las 3 nuevas tareas que mejorarán sus habilidades como mecánico.

 

1. Sustitución de las pastillas de freno

Para esta tarea, tendrá que dedicar parte de su tiempo libre y, posiblemente, invertir en algunas herramientas más para automóviles.

Para la sustitución de las pastillas, necesitará un buen juego de llaves, un gato, perezosos, llave de rueda y una herramienta específica para empujar el pistón de freno. 

En primer lugar, es importante que entienda cuándo es el momento adecuado para sustituir las pastillas de freno de su coche. Para ello, hay que estar atento a las dificultades de frenado (el coche tarda más en detenerse por completo), a las vibraciones durante el frenado, a los chirridos y a los ruidos metálicos o visualmente si (es posible). 

La sustitución de las pastillas comienza con el levantamiento del coche con un gato y el desmontaje de la rueda – recuerde poner también las pinzas para mantener la seguridad. 

Después de eso, retire la pinza de freno. En caso de que los discos también presenten desgaste, considere la posibilidad de cambiarlos también. 

Puede quitar las pastillas desgastadas y poner otras nuevas con un reposicionador de frenos.  

Dado que este trabajo implica el uso de diferentes tipos de herramientas y requiere cierta habilidad, la sustitución de las pastillas de freno es sin duda una de las tareas que pueden ayudarle a convertirse en un mejor mecánico. 

Si tiene dudas sobre las herramientas que debe utilizar, póngase en contacto con su proveedor de confianza. Sin duda, podrán ayudarle.

 

2. Sustitución de la batería del coche

El mantenimiento de las baterías es, sin duda, una de las tareas más importantes y una de las habilidades que debe adquirir como mecánico.

Asegurése de que la batería está en buen estado ayuda a prolongar su vida útil y proporciona el mejor rendimiento posible del coche en todas las condiciones y circunstancias.

Por ello, es importante que realice inspecciones periódicas de su coche para asegurarse de que no presenta síntomas de debilidad o deterioro y para saber cuándo es el momento adecuado para sustituir la batería.

El primer paso para sustituir una batería es desconectar los bornes, quitando primero el negativo y sólo después el positivo. Suelen estar asegurados con pequeños tornillos que hay que aflojar con una llave inglesa o una carraca. 

Para evitar chispas y posibles daños, asegúrese de que los bornes no entren en contacto con la batería ni con ninguna parte metálica del coche después de desconectarlos.

A continuación, retire el soporte y extraiga la batería. Limpie la zona de abajo antes de instalar el nuevo.

Cuando esté listo para colocar la nueva batería, asegúrela correctamente en su lugar dentro de la bandeja de la batería y luego conecte los terminales, esta vez conectando primero el positivo.

Para evitar problemas de corrosión, recubra los terminales y las pinzas con un gel anticorrosivo antes de volver a instalar la batería por completo. Es importante comprobar que los terminales están bien atornillados antes de arrancar el coche.

 

3. Inspeccionar el sistema de refrigeración

El mantenimiento del sistema de refrigeración es otra tarea importante que favorece la salud del motor de su coche.

Este trabajo puede llevar un poco de tiempo porque el sistema de refrigeración tiene varias partes que son difíciles de localizar y alcanzar, pero seguramente vale la pena aprender esta habilidad.

Al revisar el sistema de refrigeración, confirme las siguientes piezas: refrigerante, bomba de agua, correa de transmisión, radiador, tapas del radiador, termostato, ventilador de refrigeración, calentador y mangueras del radiador.

Comience la inspección del vehículo comprobando si hay signos de fugas de refrigerante cerca de las mangueras y el radiador y asegurándose de que no hay ningún otro daño en las mangueras.

El segundo paso, pasa por el ventilador de refrigeración. Compruebe si está torcido o si la cubierta está suelta o muestra daños. Si su coche tiene un ventilador eléctrico, inspeccione cuidadosamente el conector eléctrico y vea si puede detectar alguna corrosión.

Cuando llegue a la bomba de agua, compruebe que las juntas y los cojinetes están en buen estado y también compruebe si hay corrosión. Además, compruebe si hay fugas en la junta y observe si hay chirridos o ruidos, que son otra señal de que ha empezado a fallar.

El refrigerante es fundamental para evitar que el motor se sobrecaliente y también que se congele a temperaturas muy frías. 

Para comprobar el líquido, recuerde abrir el tapón del radiador sólo cuando el motor esté completamente frío. Compruebe el nivel del depósito y, si es necesario, añada el refrigerante recomendado por el fabricante del vehículo.

Si realmente quiere mejorar sus habilidades mecánicas, tiene que dedicar mucho tiempo a practicar estas y otras tareas. Se recuerde que disponer de las herramientas adecuadas es muy importante para realizar su trabajo con eficacia. 

En el caso de que ésta se encuentre todavía en buen estado, puede simplemente limpiarla. Para ello, utilice una toalla de microfibra para eliminar toda la suciedad y unas toallitas de limpieza para vehículos en el resto del tablero de salpicadero y el volante.

Ahora que ha terminado de restaurar su coche, y una vez que todo esté bien seco, puede volver a montar el interior de su vehículo en orden inverso.

Tener coches clásicos para restaurar tiene aspectos tanto emocionantes como desalentadores. Lo más importante es que te tome este proyecto como algo que requiere mucho tiempo. Tómese su tiempo y realice cada tarea a un ritmo que le resulte cómodo y que no suponga una carga para su presupuesto familiar, mientras utiliza piezas y materiales auténticos que consigan reflejar el aspecto original del interior del coche con la mayor fidelidad posible.

¿Si ha gustado este tema y quiere recibir más artículos similares en su correo electrónico suscríbase a nuestro boletín informativo sin compromiso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.