Líquido Refrigerante: Cuándo Y Cómo Cambiarlo

Para el funcionamiento normal del sistema de refrigeración del motor, es esencial utilizar líquido refrigerante, también conocido como refrigerante.

Además de mantener la temperatura ideal en el motor, el líquido refrigerante evita la corrosión y aumenta el ahorro de combustible.

Descubra qué es el líquido refrigerante del motor y cómo funciona.

 

¿Qué Es El Líquido Refrigerante Del Coche? 

El liquido refrigerante del coche es el responsable de mantener la temperatura del motor del coche en niveles óptimos.

Este líquido circula por el bloque motor y la culata, transportando el calor hacia el exterior a través de mangueras que conducen al radiador del vehículo.

En el radiador, este líquido pasa a través de unas bobinas, donde su temperatura se reduce gracias a la ventilación natural, y luego vuelve al motor a una temperatura más baja.

 

¿Para Qué Sirve el Líquido Refrigerante Del Motor?

La principal función del líquido refrigerante es evitar que el agua del radiador se congele cuando las temperaturas son inferiores al punto de congelación.

Por otro lado, cuando las temperaturas son demasiado altas, el refrigerante evita que el motor se sobrecaliente.

 

 

¿Hay Un Sensor de Temperatura Del Refrigerante?

La mayoría de los vehículos modernos tienen un sensor de temperatura del refrigerante, que proporciona información crucial al sistema de control del motor para garantizar la temperatura ideal.

Suele estar situado cerca del termostato o en el propio bloque del motor, donde puede medir con precisión la temperatura del refrigerante que circula por el sistema.

Basándose en las lecturas de este sensor, el sistema de control del motor puede ajustar la mezcla aire-combustible, el tiempo de encendido y otras variables para asegurar un rendimiento óptimo del motor.

Aunque similares, existen ligeras diferencias entre el refrigerante y el anticongelante.

 

¿Cuál Es La Diferencia Entre Refrigerante y Anticongelante? 

El refrigerante es un líquido que se utiliza para eliminar el calor del motor de un vehículo o de otros sistemas mecánicos para evitar el sobrecalentamiento.

El anticongelante, por su parte, es un aditivo que se mezcla con el líquido refrigerante para evitar que se congele a temperaturas muy bajas.

 

¿Debo Utilizar Refrigerante o Agua?

Dado que el agua se evapora a más de 100 °C y se congela a menos de 0 °C, no se recomienda utilizarla para refrigerar el motor.

Por lo tanto, debe utilizar refrigerante en el motor del vehículo.

 

 

¿Cuáles Son Las Ventajas del Líquido Refrigerante?

Además de evitar el sobrecalentamiento del motor, el uso de líquido refrigerante aporta beneficios no sólo al motor, sino también al rendimiento general del vehículo.

 

1. Mejora el Rendimiento del Motor

El líquido refrigerante permite que el motor trabaje a la temperatura ideal, lo que se traduce en un mejor rendimiento del coche.

De esta forma, previene la corrosión y evita las averías que se producen como consecuencia de la exposición a temperaturas extremas.

 

2. Mejora el Funcionamiento del Circuito de Refrigeración

El refrigerante del motor permite que el líquido circule bien por el radiador, garantizando el correcto funcionamiento del sistema de refrigeración del coche.

 

3. Ayuda a Prevenir la Corrosión Del Motor

Muchos líquidos refrigerantes contienen aditivos que ayudan a proteger el sistema de refrigeración contra la corrosión.

Estos aditivos forman una capa protectora en las superficies metálicas internas del sistema, evitando la formación de corrosión que puede dañar el radiador, las mangueras y otras partes del sistema.

 

4. Ahorro En El Consumo de Combustible

Una de las formas de ahorrar combustible y reducir las emisiones de gases contaminantes es conseguir que el motor del coche alcance la temperatura ideal de funcionamiento lo antes posible.

 

¿Qué Puede Ocurrir Si No Se Cambia el Líquido Refrigerante?

Si no cambiar el líquido refrigerante con regularidad, pueden surgir una serie de problemas que afectan negativamente al rendimiento y la durabilidad de su vehículo, como por ejemplo:

  • Acumulación de suciedad y sedimentos que pueden obstruir el sistema de refrigeración;
  • Corrosión interna, que puede causar fugas y daños permanentes en las piezas del motor;
  • Daños en piezas como retenes, juntas y piezas metálicas, que pueden provocar la necesidad de sustituir el motor;
  • Fallo del sistema de aire acondicionado debido al deterioro del refrigerante;
  • Reducción de la capacidad de refrigeración, lo que puede provocar un aumento de la temperatura del motor y el riesgo de sobrecalentamiento.

 

 

¿Cómo Saber Cuál Es El Líquido Refrigerante Del Coche?

En primer lugar, compruebe las especificaciones del fabricante en el manual del propietario. A continuación, identifique qué características debe tener el producto, en función de factores como la ubicación geográfica.

Además, recuerde que un buen refrigerante debe ser menos viscoso para que pueda transmitirse por el motor sin problemas.

Si es posible, elija un producto con propiedades anticorrosión, antiincrustantes y anticavitación para preservar todos sus componentes.

 

¿Cómo Hacer el Cambio de Líquido Refrigerante?

Antes de cambiar el líquido refrigerante de su coche, asegúrese de que el motor está frío para evitar quemaduras graves.

A continuación, abra el capó de su vehículo y localice el radiador. Suele estar en la parte delantera del motor, detrás de la rejilla del radiador.

Una vez localizado, debe:

  1. Buscar el tornillo de vaciado en la parte inferior del radiador;
  2. Colocar el recipiente para recoger el líquido y abrir el tornillo;
  3. Vaciar el líquido con cuidado;
  4. Cerrar el tornillo de vaciado y llenar el depósito de líquido refrigerante con producto nuevo hasta la marca “MAX”;
  5. Arrancar el motor y dejarlo en marcha durante algunos minutos para bombear el nuevo líquido a través del sistema;
  6. Compruebe si hay fugas de líquido refrigerante en el radiador o en el depósito;
  7. Vuelva a colocar el tapón del radiador y cierre el capó.

 

¿Qué Herramientas Necesito Para Cambiar el Líquido Refrigerante?

Además del líquido de refrigeración, necesitará:

  • Llave Fija;
  • Bandeja de drenaje;
  • Embudo, para facilitar el proceso de rellenado del refrigerante después del cambio.

También es aconsejable utilizar gafas y guantes de seguridad para evitar posibles reacciones tóxicas.

Para comprobar el anticongelante, puede utilizar el comprobador de anticongelante KROFtools.

 

 

Haz clic en la imagen para saber más sobre el Probador Anticongelante (ref.8727).

 

¿Cuando Cambiar el Liquido Refrigerante?

Si no hay indicadores de anomalías en el sistema de refrigeración, lo ideal es sustituirlo cada 2 años o 40.000km.

 

 ¿Cuál Es El Precio del Líquido Refrigerante?

El precio oscila entre los 8 euros y los 40 euros, en función de las propiedades del líquido y del modelo de vehículo de que se trate.

¿Quiere saber más sobre el mundo del automóvil? Entonces síganos en Facebook y manténgase al día de todos los contenidos que compartimos a diario.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.