radar de velocidade

Radar de Tramo: Descúbralo todo

Al igual que el limitador de velocidad, el radar de tramo es una solución para el control de la velocidad en las carreteras portuguesas.

A diferencia de los radares convencionales, este radar permite controlar la velocidad media de los vehículos en tramos específicos, utilizando cámaras de alta precisión que registran la matrícula del vehículo en el punto inicial y final del trayecto.

A partir del tiempo transcurrido entre estos puntos, el radar tramo calcula con precisión la velocidad media del vehículo durante el trayecto. Esto permite un control más exhaustivo y justo, fomentando una mayor seguridad vial.

Si busca información sobre cómo funcionan los radares en carretera o cuál es la tolerancia de velocidad de los radares, siga leyendo.

 

¿Qué es un radar de velocidad?

Un radar de velocidad es un dispositivo utilizado para medir la velocidad de un vehículo en movimiento. Suele ser utilizado por la policía de tráfico para controlar el cumplimiento de las leyes de velocidad en las carreteras.

 

¿Que es un radar de tramo?

Un radar de tramo es un tipo específico de radar utilizado para medir la velocidad media de un vehículo entre dos o más puntos de la carretera.

 

¿Cuál es la diferencia entre un radar de tramo y un radar de velocidad convencional?

Como puede ver, la principal diferencia entre estos radares está en la forma en que miden la velocidad

de los vehículos.

Mientras que el radar de velocidad convencional mide la velocidad instantánea en un punto concreto, el radar de tramo, calcula la velocidad media entre dos o más puntos conocidos.

 

 

¿Cuáles son los tipos de radares?

Un radar de velocidad siempre tiene como objetivo controlar la velocidad de los vehículos. Sin embargo, en España se dividen en cinco modelos diferentes:

 

  • Radares fijos

Los radares fijos se sitúan en puntos fijos, protegidos por una cabina situada normalmente en pórticos. Si el conductor supera el límite de velocidad en el lugar, puede recibir una multa por exceso de velocidad, impuesta por la Dirección General de Tráfico (DGT).

 

  • Radares móviles

Los radares móviles funcionan mediante ondas electromagnéticas y pueden instalarse en distintos lugares.

Por ejemplo, una semana pueden estar en un lugar donde la velocidad máxima es de 50 km/h y otra en una carretera donde el límite es de 90 km/h. Son difíciles de identificar para los conductores, ya que su ubicación cambia constantemente.

En España, suelen estar dentro de un vehículo de la Guardia Civil (camuflado o junto a la carretera), siempre manejado por un agente.

 

  • Radares de Tramo

El radar de tramo en España,  controla la velocidad entre dos puntos, por lo que los conductores deben respetar los límites de velocidad impuestos en ese tramo concreto. Los radares de tramo Madrid han sido muy investigados por los conductores porque varios se han añadido recientemente.

 

  • Radar de Veloláser

El radar Veloláser es el más reciente de la DGT, ya que no ha entrado en vigor hasta 2019. Se trata de un radar con un tamaño muy reducido, y que cuenta con unas prestaciones tecnológicas más avanzadas en comparación con los demás.

Su pequeño tamaño hace que sean más difíciles de detectar por los automovilistas, y por ello se les conoce como “radares invisibles”.

 

  • Helicóptero Pegasus

Existen helicópteros que controlan la velocidad de los conductores mediante dos cámaras, una panorámica y otra con un gran teleobjetivo. Estos aparatos pueden fotografiar claramente una matrícula a 300 metros de altura y a un kilómetro de distancia.

 

  • Radar de semáforo

Este tipo de radar, también conocido como fotorradar, se utiliza para controlar los vehículos que se saltan los semáforos en rojo, con el fin de evitar atropellos y accidentes de peatones.

 

  • Radar en cascada

El radar en cascada se coloca siempre después de un radar fijo a una distancia relativamente corta. El objetivo es atrapar a los conductores que superan el límite de velocidad inmediatamente después de pasar los radares fijos.

Es una medida que “obliga” a los conductores a no conducir por encima de los límites permitidos por la ley porque nunca saben dónde pueden estar.

 

  • Radar de cinturón

Este tipo de radar, aunque no es exactamente un radar, son cámaras que detectan si los ocupantes del vehículo llevan puesto el cinturón de seguridad. Pueden tomar hasta 50 imágenes por segundo y cerca del 60% están situados en carreteras convencionales.

 

 

¿Cuál es la finalidad de estos radares?

El objetivo de estos radares es prevenir los accidentes de tráfico controlando la velocidad a la que circulan los conductores por las distintas carreteras.

 

¿A qué velocidad se activan los radares?

Los radares se activan cuando se infringen los límites de velocidad, y en algunas situaciones puede haber un margen de error. Sólo los radares de semáforo y de cinturón tienen características diferentes porque no están relacionados con el exceso de velocidad.

 

¿Cuál es el margen de error de los radares fijos?

En los radares fijos, el margen de error suele ser de 7 km/h. Por ejemplo, en una carretera donde la velocidad máxima es de 70km/h, el radar se activará si circula a 77km/h. Si supera los 100km/h, el margen de error es del 7%.

Consulte esta información detallada en el portal del RACE.

 

 Cuál es la legislación sobre radares fijos?

Según la Ley 6/2014, de 7 de abril, los lugares con radares fijos deben tener información sobre su existencia. El resto de radares no están obligados a estar señalizados.

 

Están señalizados los radares?

Los radares de la DGT deben estar señalizados al igual que los radares fijos, ya que se rigen por la misma norma.

Estos radares no sólo están en autovías y autopistas, también están en las carreteras nacionales de todo el país.

 

¿Dónde están los radares?

En la página web de la Dirección General de Tráfico (DGT) puede consultar la lista completa de todos los radares fijos que hay en las carreteras españolas. Actualmente hay alrededor de un centenar.

 

 ¿Cómo detectar los radares?

Una de las principales formas de detectar radares es fijándose en las señales de tráfico.

Otra forma es utilizar apps y sistemas de navegación, donde los usuarios comparten información sobre la ubicación de los radares.

Es importante recalcar que debe conocer y respetar las leyes de tránsito, las cuales son esenciales para preservar la seguridad de todos los conductores y evitar multas de tránsito.

 

¿Cómo evitar las multas de los radares fijos?

Para evitar las multas de los radares de tráfico, he aquí cinco consejos esenciales:

  • Conduzca a la velocidad máxima permitida
  • Evite las horas de punta
  • Manténgase alerta en todo momento
  • Utilize aplicaciones que avisen de los radares
  • Planifique su ruta y entenda de qué radares hay

 

¿Cómo recurrir una multa por exceso de velocidad?

Si le han puesto una multa por exceso de velocidad, puede recurrir en su defensa en el plazo de 30 días hábiles desde la notificación de la multa. Sin embargo, debe saber que renunciará al descuento del 50% por pronto pago.

Por otro lado, tenga en cuenta que puede perder puntos de su carnet de conducir, dependiendo del tipo de infracción que cometa.

 

¿Cuál es el valor de las multas de los radares de tráfico?

El valor de la multa de un radar de velocidad puede llegar hasta los 600 euros, dependiendo del tipo de infracción que cometa.

Recuerde que mucho más que evitar las multas, debe adaptar la velocidad a la que conduce para protegerse a si mismo y a los demás. Por ello, adopte una conducta de conducción defensiva, utilizando algunas técnicas como el freno motor para circular a la velocidad adecuada.

¿Quiere saber más sobre el mundo del automóvil? Entonces síganos en Facebook y manténgase al día de todos los contenidos que compartimos a diario.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.